Home / Cosas utiles / Aprende paso a paso cómo cerrar roturas y fisuras en las paredes

Aprende paso a paso cómo cerrar roturas y fisuras en las paredes

A medida que transcurre el tiempo, es común observar ciertas roturas y fisuras en las paredes. A menudo, no se les suele dar mucha importancia, pero es importante tener en cuenta que entre estas marcas puede haber grietas, lo cual puede representar un riesgo considerable.

Es fundamental aprender a diferenciar estas marcas en las paredes, ya que si actuamos a tiempo, podemos salvar esa parte de nuestra casa.

Te recomendamos: Seguro por desempleo ¿Cómo cobrarlo y cómo saber si me corresponde?

Veamos en detalle las características de cada una:

Las roturas o ralladuras son marcas apenas visibles en la pared. Generalmente tienen una profundidad de aproximadamente 1 cm y suelen afectar la pintura o el yeso.

Por otro lado, las fisuras suelen ser un poco más profundas, pudiendo alcanzar una profundidad de entre 1 y 3 cm. Si bien no representan un peligro inminente, si se encuentran cerca de vigas, columnas o losas, se recomienda contactar a un profesional para evaluar el estado de la pared.

En cuanto a las grietas, suelen tener más de 3 cm de profundidad. Este tipo de fisura es sumamente peligrosa y se recomienda llamar a un profesional lo antes posible para informarle sobre el estado de la pared.

Ahora bien, si las ralladuras y fisuras no son demasiado profundas, es posible que podamos repararlas nosotros mismos. Siguiendo unos simples pasos, podemos lograr que la pared luzca como nueva.

Materiales necesarios

  • Guantes de goma
  • Máscara de protección
  • Lona de plástico
  • Papel de lija
  • Llana lisa (plástico o metal)
  • Espátula
  • Cepillo
  • Masilla o producto similar

Procedimiento

  1. Antes de comenzar el trabajo, es recomendable colocar una lona o tela gruesa en el área donde vamos a trabajar. De esta manera, evitaremos que la suciedad caiga al suelo y nos ahorraremos tiempo en la limpieza posterior.
  2. A continuación, nos protegemos utilizando la máscara y los guantes. Si bien este trabajo no reviste peligro, es importante tomar precauciones para evitar cualquier tipo de lesión innecesaria.
  3. Con una espátula, procedemos a eliminar los trozos sueltos del interior de la rotura, teniendo cuidado de no empeorar la zona.
  4. Luego, con la ayuda de un cepillo, eliminamos cualquier resto de polvo que pueda haber quedado. Es fundamental que la zona esté libre de polvo para que el producto se adhiera adecuadamente.
  5. Utilizando una servilleta o un trapo limpio, pasamos sobre la rotura para asegurarnos de que esté completamente seca.
  6. Aplicamos la masilla en la rotura, asegurándonos de llenarla por completo, y esperamos a que se seque.
  7. Una vez transcurrido el tiempo de secado, utilizamos papel de lija para alisar la masilla seca y lograr un acabado uniforme.

¡Y listo! Ahora la pared está lista para ser pintada con el color correspondiente. Recordemos que siguiendo estos pasos y aplicando las recomendaciones mencionadas, podemos solucionar los problemas en nuestras paredes. En caso de no obtener los resultados deseados, siempre podemos practicar para mejorar nuestras habilidades o bien llamar a un profesional.

Puede interesarte...

Como quitar el sarro de la pava eléctrica ¡una limpieza que la dejara como nueva!

Si descuidas el mantenimiento de tu hervidor eléctrico con regularidad, es probable que se vea ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *