Home / Gastronomía / Ñoquis de avena: igual que los de la abuela (con acelga)

Ñoquis de avena: igual que los de la abuela (con acelga)

En la actualidad, se han modificado numerosas recetas para adaptarse a las necesidades y preferencias de las personas. Un ejemplo claro de ello son los ñoquis. Ñoquis de avena: igual que los de la abuela (con acelga)

Esta delicia se originó en el noreste de Italia y luego se popularizó en todo el país. Su éxito radica en el uso de ingredientes económicos pero sumamente sabrosos.

Con tan solo papas y harina (además de algunos ingredientes adicionales), se puede preparar un plato delicioso capaz de alimentar a muchas familias.

En este artículo, te mostraremos cómo hacer unos exquisitos ñoquis de avena. Estos son especiales por los numerosos beneficios que aportan los ingredientes de la receta.

Para lograr una textura perfecta, es necesario utilizar un procesador de alimentos. Esto permite ahorrar tiempo y garantiza que la masa tenga la consistencia ideal.

¿Sabías que se pueden preparar Ñoquis de avena? En este artículo te traemos la receta. ¡Echa un vistazo! Ñoquis más saludables al no tener harina de trigo
¿Sabías que se pueden preparar Ñoquis de avena? En este artículo te traemos la receta. ¡Echa un vistazo! Ñoquis más saludables al no tener harina de trigo

También te podría interesar: Trucos para mantener perfumado un baño sin ventanas

Ingredientes para preparar Ñoquis de avena

  • 250 gr. de Ricota
  • 2 Claras de Huevo
  • 80 gr. de Salvado de Avena
  • 1 Atado de Acelgas
  • 60 gr. de Leche en Polvo
  • Sal, Pimienta y Nuez Moscada a gusto
  • Queso Rallado c/n

Procedimiento

  1. Para comenzar, enjuagamos las hojas de acelga una a una y las sumergimos en una olla con suficiente agua. Añadimos un poco de sal y, una vez que estén tiernas, las retiramos del fuego.
  2. Escurrimos las hojas de acelga con cuidado y luego las colocamos en un colador para que se escurran completamente. De vez en cuando, las presionamos suavemente con las manos.
  3. Después, colocamos la ricota en la procesadora junto con las claras de huevo, la leche en polvo y la acelga. Procesamos hasta obtener una mezcla uniforme.
  4. Después de aproximadamente 3 minutos de procesamiento, agregamos el salvado de avena, la nuez moscada, la sal y la pimienta. Continuamos procesando hasta obtener una masa homogénea.
  5. Transferimos la masa a una superficie de trabajo y la amasamos durante 1 minuto. Luego, formamos un rollo largo y lo cortamos en porciones pequeñas.
  6. Antes de cortarlas, podemos medirlas con un dedo o dos para asegurarnos de que todos los ñoquis sean del mismo tamaño y se cocinen uniformemente.
  7. Una vez que hayamos cortado todas las porciones, utilizamos un tenedor para darles la forma tradicional de ñoqui y las colocamos en un recipiente plano separadas entre sí.
  8. Dejamos reposar las porciones en la nevera hasta que adquieran firmeza. Cuando alcancen la consistencia deseada, ponemos una olla con agua y sal a fuego medio.
  9. Cuando el agua rompa el hervor, agregamos los ñoquis y los cocinamos durante 60 a 75 segundos. Una vez transcurrido el tiempo de cocción, los retiramos del fuego con la ayuda de una espumadera.
  10. Inmediatamente después, espolvoreamos queso rallado al gusto sobre los ñoquis calientes. ¡Y listo! Ya tendrás un delicioso plato de ñoquis listo para disfrutar.

Tips y Recomendaciones

  • Es posible realizar esta receta sin utilizar una procesadora, aunque el desafío radica en el tiempo que puede llevar picar toda la acelga.
  • Una alternativa es utilizar un mixer para transformar la acelga en una pasta, que luego se puede mezclar fácilmente con el resto de los ingredientes.
  • Si no dispones de acelga, puedes sustituirla por espinacas sin ningún problema.
  • Para acompañar estos deliciosos ñoquis, te sugiero preparar una salsa boloñesa.
  • La combinación de esta salsa con la acelga es simplemente perfecta.

Puede interesarte...

Como hacer salsa de ajo casero ¡Muy facil y se hace rápido!

Si nos referimos a las 10 recetas de salsas más destacadas a nivel mundial, la ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *