Home / Gastronomía / Pan árabe casero: una receta riquísima (y muy fácil) para disfrutar en casa

Pan árabe casero: una receta riquísima (y muy fácil) para disfrutar en casa

Elaborar pan árabe es una tarea sencilla al alcance de cualquier persona y deliciosamente adecuada para complementar cualquier comida. Pan árabe casero: una receta riquísima (y muy fácil) para disfrutar en casa

Este tipo de pan ha sido un alimento común en el Medio Oriente desde hace más de cuatro siglos. Con el paso del tiempo, su receta se ha difundido ampliamente por todo el globo, siendo consumido en diversos países en la actualidad.

Este pan goza de gran popularidad y es la preferencia de muchas personas, por lo tanto, contar con la habilidad de prepararlo es una excelente idea para tener en casa, empleando solo unos pocos ingredientes.

Si te gusta consumir pan diariamente y quieres preparar este delicioso pan. Aquí te traemos Pan árabe casero: una receta riquísima (y muy fácil)
Si te gusta consumir pan diariamente y quieres preparar este delicioso pan. Aquí te traemos Pan árabe casero: una receta riquísima (y muy fácil)

También te podría interesar: Canelones de Jamón y queso con tapa de pascualina

Ingredientes para preparar pan árabe casero

  • 500 gramos de harina común
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 250 gramos de agua templada
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración: fácil

Rinde: 8/10 porciones

Tiempo: 40 minutos aproximadamente.

Procedimiento

  1. Preparar el fermento de la levadura implica colocarla en un recipiente con aproximadamente medio vaso de agua tibia. Añadir una pizca de azúcar y otra de harina, y luego dejar reposar la mezcla por unos minutos.
  2. Luego, tamizar la harina con un tamiz, agregar la sal y el azúcar, y mezclar. Incorporar el aceite y el fermento a la mezcla. Amasar durante unos 5 minutos. Formar unas 8 a 10 bolas y cubrirlas con un paño limpio y húmedo. Dejar reposar durante unos 30 minutos en un lugar sin corrientes de aire.
  3. Espolvorear harina sobre una superficie de trabajo limpia y amasar la masa con las manos durante aproximadamente 7 minutos, hasta que esté suave y elástica. Repetir este proceso con cada porción y luego aplanarlas con la base de un plato hasta obtener una forma plana.
  4. Precalentar el horno a 200 grados Celsius y colocar papel de hornear en una bandeja para evitar que la masa se pegue. Hornear durante unos 8 a 10 minutos.
  5. Retirar del horno cuando estén doradas, evitando que se quemen.

Recomendaciones

  • Los panes pueden consumirse inmediatamente después de sacarlos del horno o pueden conservarse en bolsas herméticas aptas para alimentos durante varios días.
  • También pueden congelarse.
  • Las cantidades de ingredientes pueden ajustarse según la cantidad de porciones deseadas.

Puede interesarte...

Ñoquis de avena: igual que los de la abuela (con acelga)

En la actualidad, se han modificado numerosas recetas para adaptarse a las necesidades y preferencias ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *