Home / Gastronomía / Truco para cocinar hígado: quitar el olor fuerte y dejarlo bien tierno

Truco para cocinar hígado: quitar el olor fuerte y dejarlo bien tierno

El hígado es un alimento muy polarizado: algunos lo aprecian mucho, mientras que otros lo desprecian. Aunque a ciertas personas les encanta su gusto y aroma, a otras les disgusta su fuerte olor y su consistencia pegajosa. Truco para cocinar hígado: quitar el olor fuerte y dejarlo bien tierno

En realidad, todo se reduce a cómo se cocina, desde la marinada hasta los condimentos y los acompañamientos.

Afortunadamente, la gastronomía ofrece numerosas opciones para preparar platos variados, permitiendo aprender trucos y consejos para lograr una comida deliciosa.

A continuación, exploraremos diversas formas de preparar y cocinar el hígado.

¿Te gusta el hígado pero no toleras su olor? En este artículo te vamos a enseñar Truco para cocinar hígado: quitar el olor fuerte y dejarlo bien tierno
¿Te gusta el hígado pero no toleras su olor? En este artículo te vamos a enseñar Truco para cocinar hígado: quitar el olor fuerte y dejarlo bien tierno

También te podría interesar: ¿Cómo hacer pancitos de leche deliciosos y esponjosos?

Truco para cocinar hígado

Salteado de Hígado

Una receta simple y muy popular, que comienza con el corte del hígado en tiras delgadas y luego su sazonado, dejándolo reposar en la nevera para que se impregne con los condimentos.

Vamos a revisar los ingredientes necesarios:

Ingredientes

  • 500 gramos de Hígado
  • 1/2 cucharadita de Pimienta Negra
  • 1 o 2 dientes de Ajo
  • Sal al gusto
  • 1 Cebolla grande
  • 2 cucharadas soperas de Aceite de oliva

Procedimiento

  1. Primero, lavamos el hígado y lo cortamos en finas tiras. Luego, lo colocamos en un recipiente y lo sazonamos con sal, pimienta y ajo picado.
  2. A continuación, mezclamos bien para que las tiras de hígado se impregnen con los condimentos y lo dejamos reposar en la heladera durante unos 20 minutos.
  3. Después de marinar, calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén. Agregamos las tiras de hígado y las freímos hasta que estén cocidas.
  4. Cuando estén casi listas, incorporamos la cebolla picada en cubitos o en juliana. Una vez que la cebolla esté transparente, el plato estará listo para servir y disfrutar.

Es importante recordar que al cortar el hígado en tiras, es menos probable que quede duro, y el marinado previo ayuda a reducir cualquier olor fuerte.

A continuación, exploraremos otra receta y un truco adicional para cocinar el hígado y eliminar su olor fuerte, logrando una textura más tierna.

Filetes de hígado – Truco para cocinar hígado

Ahora vamos a conocer otra técnica o truco sencillo para ablandar el hígado, el ingredientes estrella para lograr esto es la leche.

Tengamos presente que esto no significa que el hígado va a tomar gusto a leche, sino que cumplirá la función de tiernizar nada más.

Los resultados finales serán ablandar la carne y potenciar los sabores propios del hígado con los condimentos que le agregamos previamente.

Ingredientes

  • 500 gr. de Hígado (en filetes)
  • 2 dientes de Ajo (machacados)
  • 240 ml. de Leche
  • 1/2 cdita. de Condimentos varios al igual que algunas hierbas a gusto
  • 2 Cebollas
  • 2 cdas. de Aceite de oliva
  • Sal a gusto

Procedimiento – Truco para cocinar hígado

  1. En un bowl vamos a colocar los filetes de hígado, también le agregamos los condimentos a gusto personal al igual que las hierbas aromáticas que elijamos  y mezclamos.
  2. Luego de mezclar le añadimos la leche, debemos asegurarnos de que la leche cubra bien los filetes de hígado y lo llevamos a la heladera para que se macere durante algunas horas (entre 2 a 3 horas).
  3. Cuando transcurra el tiempo de macerado, retiramos el bowl de la heladera y lavamos bien los filetes de hígado para quitarle la leche. Después lo secamos en papel de cocina.
  4. Paso siguiente, en una sartén le agregamos el aceite para que se caliente a fuego moderado. Cuando alcance la temperatura deseada agregamos los filetes y los freímos durante algunos minutos de cada lado, no importa si no se cocinan en su interior porque luego seguiremos con la cocción completa.
  5. Seguidamente retiramos los filetes y lo dejamos en un recipiente.
  6. En el mismo sartén añadimos las cebollas picadas o en juliana para que se doren, cuando alcancemos este punto agregamos los filetes para que se terminen de cocinar.
  7. ¡Listo para servir y disfrutar de estos sabrosos filetes de hígado!

Tengamos en cuenta que en este caso los filetes no es necesario de que sea muy grueso ni fino, lo fundamental es el tiempo de maceración. De hecho, si lo dejamos de un día para otro, será mucho mejor el sabor se potenciara aún más.

Hígado en Salsa de Vino Blanco – Truco para cocinar hígado

Esta es una exquisitez repleta de sabores intensos, pues combina el hígado con una deliciosa salsa y se sirve junto con arroz, resultando en una comida sumamente apetitosa.

Ingredientes

  • 500 gr. de Hígado (pieza entera)
  • 1 taza de Vino blanco
  • 2 cdas. soperas de Vinagre blanco o limón
  • 1 Cebolla grande (picada)
  • 1 o 2 Tomates (picados y sin semillas)
  • Perejil picado a gusto
  • 2 dientes de Ajo (picados)
  • c/n de Aceite de oliva
  • Sal a gusto
  • Pimienta negra a gusto

Procedimiento

  1. Comenzamos preparando el hígado, primero lavándolo y cortándolo en pequeños cubos o trozos.
  2. Colocamos los trozos en un recipiente y añadimos el vinagre, los ajos picados y sazonamos al gusto con sal y pimienta.
  3. Mezclamos todos los ingredientes de manera uniforme y luego refrigeramos el recipiente durante al menos una hora.
  4. Una vez transcurrido este tiempo, calentamos un poco de aceite en una sartén amplia y añadimos la cebolla picada para que se cocine.
  5. Cuando la cebolla esté transparente, agregamos el tomate y el perejil picado, dejándolos saltear durante unos minutos.
  6. Pasados unos dos minutos, incorporamos el hígado y permitimos que los líquidos se evaporen. Es importante dejar que el hígado se adhiera ligeramente a la sartén, ya que esto realza su sabor al caramelizarse.
  7. Luego, añadimos la taza de vino y continuamos cocinando a fuego moderado. Mezclamos suavemente hasta que parte del alcohol se evapore.
  8. Después de unos minutos, probamos y ajustamos la sazón con sal y pimienta según nuestro gusto.
  9. Una vez listo, podemos servir el plato acompañado de una guarnición de nuestra elección.

Recomendaciones

  • Para asegurar una textura tierna, es recomendable cortar el hígado en láminas finas.
  • La leche es una excelente opción para ablandar los filetes más gruesos de hígado sin modificar su sabor, ya que el proceso de maceración potencia su sabor natural.
  • El vino ayuda a reducir el aroma fuerte del hígado y le proporciona un sabor especial durante la cocción.
  • También es aconsejable retirar la membrana que recubre los bordes del hígado, ya que esto puede hacer que se encoja y se endurezca durante la cocción.

Puede interesarte...

Cómo hacer panqueques de verduras ¡Una receta sabrosa, mas sana y diferente!

Todos estamos familiarizados con el panqueque, un alimento que podemos rellenar con nuestros ingredientes favoritos. ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *